Skimmer. Como protegerse cuando vas al cajero automático

skimmer

Conoce el skimmer: lo más utilizado para clonar tarjetas El «skimmer» se ha convertido es la herramienta más utilizada por los delincuentes para clonar las tarjetas. Pese a que sirve para efectuar un delito, se puede adquirir por internet y a un costo que va entre 80 y 100 dólares.

El «skimmer» se ha convertido es la herramienta más utilizada por los delincuentes para clonar las tarjetas. Pese a que sirve para efectuar un delito, se puede adquirir por internet y a un costo que va entre 80 y 100 dólares. Esta herramienta permite almacenar entre 15 y 20 claves de tarjetas.

El portátil, por ejemplo, es utilizado principalmente por los «colaboradores» de las agrupaciones criminales. Se trata de comerciantes o trabajadores que reciben una comisión por cada tarjeta que logran pasar por esta máquina.

Así se observa el dispositivo «skimmer» portátil:
skimmer

La forma de actuar es simple y rápida. En el momento en que un cliente va a pagar con su tarjeta, el sujeto hábilmente saca su «skimmer portátil» sin que la víctima se de cuenta y pasa el plástico por la ranura del artefacto. Así lo muestra un video que circula por Youtube, donde un trabajador de una estación de servicio explica cómo comete este delito.

Pero esta no es la única forma en que se utiliza el «skimmer». La otra manera es a través de la instalación de este artefacto en cajeros automáticos. Los delincuentes llegan con días de antelación el dispensador elegido y lo miden. Esto regularmente es observado por las cámaras de seguridad, pero lamentablemente no constituye un delito, por lo que los sujetos no pueden ser detenidos.

Ya con las medidas listas, los «ejecutores» instalan el «skimmer». Con una entrada falsa que es similar a la de un cajero,  los delincuentes logran burlar a las víctimas. Esta verdadera trampa hace que la tarjeta se quede atrapada, mientras que una microcámara graba la clave secreta. El robo está hecho y es cosa de tiempo para que comiencen a sacar dinero de las respectivas cuentas.

Así es queda la instalación de un «skimmer» fraudulento en los cajeros automáticos:
skimmer

En ambos casos se obtiene una serie de códigos, los que son pasados al programa «Exeba«. Este sistema permite -mediante fórmulas algorítmicas- traspasar toda la información a la tarjeta más simple que tenga banda magnética, como la de un parque diversiones.

Así opera el programa Exeba:

¿CÓMO DEFENDERSE DEL ‘SKIMMER’?

Según Carabineros, la clave es nunca facilitar la tarjeta a un comerciante, es decir, si se va a pagar con plástico la persona es quien debe pasarla por la ranura respectiva. En caso que esté en una estación de gasolina, la recomendación es bajarse del vehículo y hacer todo el proceso personalmente.

En caso de los cajeros automáticos, siempre hay que mirar el entorno y, además, tapar con la mano cuando se digite la clave secreta.

BANCO ALERTA A SUS CLIENTES

En tanto, los clientes del Banco Scotiabank recibieron un correo electrónico donde se les alertó de los métodos usados por los delincuentes para efectuar la clonación de tarjetas.

Así son los dispositivos camuflados en teclados, prácticamente indetectables a simple vista:

skimmer

skimmer
skimmer

Fuente: 24horas